¿Por qué echarle la culpa a los demás de tus fracasos si tu eres el/la único/a responsable de ellos?

Por-que-los-hombres-no-escuchan-a-las-mujeres-1

¿Por qué echarle la culpa a los demás de tus fracasos? Si los fracasos vienen como consecuencia de las malas decisiones tomadas por ti. En estos días tuve la oportunidad ver como alguien que su nivel de conciencia era tan bajo, apelando a argumentos manipulativos como por ejemplo: “Aquí no existe ningún tipo de compañerismo”, fracasaba debido a que nunca movió un dedo dentro de su lugar de trabajo, osaba a gritarle histéricamente a un grupo de personas señalando que habían sido ellos los que la/o condujeron por el barranco que finalizaba en el banquillo de los fracasados.

Y es aquí donde saco una anécdota de hace algunos años atrás. Dentro de mi vida universitaria siempre me topé con todo tipo de grupos. Unos buenos, otros no tan buenos. Recuerdo que para ese semestre estaba viendo una materia llamada locución, con este equipo todo iba excelente en las primeras evaluaciones, grabamos un noticiero radial donde sacamos la máxima nota, una entrevista que quedó excelente. Pero llegamos a la última evaluación, nadie se puso de acuerdo para grabar el programa radial, y mi intuición me indicó que lo hiciera yo solo. Ese viernes no tenía clase y pasé más de 8 horas pegado a la computadora escribiendo el guión, grabando voces, editándolas, escogiendo la música, las cortinas (fondo musical del programa radial). Luego de haber finalizado la faena, quemé el cd y llegué el lunes a la universidad, cuando me le acerqué para entregárselo a aquella profesora que su soberbia rebasaba su estatura me dijo:

  • A1: Y ¿Tú grupo?
  • A2: Lo saqué porque el único que hice todo fui yo
  • A1: Pero no ves que yo entre mis pautas dije que esto se hacía en grupo
  • A2: Sí, pero nadie hizo nada y me parece injusto meterlos y que ellos gocen de la misma nota que yo.
  • A1: Lo siento, no te lo voy a recibir si no los incluyes.

(Podría tocar en otro post la flojera de algunos profesores al preferir corregir un trabajo grupal que individual). Tomé mi trabajo, me paré de la silla y me dirigí a la oficina de quien en ese entonces era el Director de la escuela de Comunicación Social para comentarle que no me habían querido recibir el trabajo, llamaron a la profesora y al cabo de unos minutos salió de la oficina como una fiera para decirme con mala cara, está bien, te lo aceptaré.

De haberme quedado de brazos cruzados, tuviese la misma nota de quienes se conformaron solo con pasar, pero en ese momento me di cuenta que uno no siempre se podía dejar llevar por lo que hicieran los demás. También comprendí que solo tu tienes la culpa de tus aciertos y desaciertos, sin importar en que área se presenten (Amistad, amorío, laboral). Si la historia hubiese sido distinta, estoy seguro que aún estaría llorando sentado en el banquillo de los fracasados.