Date un tiempo para respirar.

tiempo-espera

Desde muy pequeño siempre cuando me caía, me cortaba o me daba un golpe, me sorprendía como con el tiempo iba regenerándose cada célula del moretón, de la caída o de la cortada, hasta que esa superficie afectada llegaba a su estado natural.

Cuando crecí me pasó lo mismo el día que comprendí que las heridas del alma también sanaban cada capa afectada hasta llegar a su estado principal. Siempre que nos vemos envueltos en una situación negativa que nos agota tanto física como mentalmente, debemos darnos un tiempo para recuperarnos, respirar hondo y curar todo lo malo que estas nos ocasionan.

De no ser así, viviríamos en un círculo vicioso en el que estaríamos hurgando insistentemente una zanja que no ha sanado, y por lo tanto anduviésemos malheridos transitando el camino de la vida.

Por eso mismo, si te encuentras saliendo de una mala situación, busca la manera de tomarte un tiempo prudente para quitarte la tierra que estos malos ratos te generan, y así volver al ring de boxeo llamado vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s