Un poema escrito para mí.

 

Nunca había sido objeto de inspiración para alguien que escribiese poemas como lo hago yo, hasta el primer día que hice teatro. Desde hace unos meses atrás, practico teatro junto al grupo de la universidad. Por lo tanto, no era raro que dentro de este grupo de mentes brillantes se encontrara una persona que escribiera poemas.

Desde que entramos hace algunos meses atrás, en el grupo cada uno de nosotros fuimos destapando rasgos de nuestras personalidades que le dieron inspiración al director de la obra para describirnos de una manera poética. El profesor nos contó que todo ocurrió después de que presentáramos nuestra primera obra “La Web – O – Nada-“Una pieza cargada de comedia que nos retrata a una cierta cantidad de personajes que habitan en las redes sociales.

Días después, el profesor llegó comentando que ese mismo día de la presentación estuvo bebiendo y recordándonos y que de la nada sacó su libreta y nos escribió un poema a cada uno de los participantes.  Y este fue el que me escribió a mí:

No es que la cara diga nada

No es que se pase de la línea

No es que no quiera decir nada

Es su blancura

Y del mismo color su universo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s