11:13 am (Metáfora de un noviazgo de 3)

 

 

Cada día que veo la hora en ese preciso instante de las 11 de la mañana, recuerdo aquel día que despertamos juntos luego de una noche de placer. Tú tan despeinada, y yo bueno, con ganas de orinar. La noche anterior habíamos dejado rastros de nosotros en nuestros cuerpos, tú cuerpo y el mío vibraban en una misma frecuencia, nuestras almas se hicieron una sola y nuestros cuerpos se sincronizaron en un mismo movimiento hasta llegar al máximo éxtasis.

Ya que no estás marcada en mi piel, puedo decir que esta hora fue la mejor que tuve durante nuestros días de amor. Ahora, al tiempo fue que comprendí ese “no eres tú, soy yo” fue tan acertado luego de haberte visto con ella. Entiende que te dije eso para evitarme problemas, sabía quién eras desde hace tiempo, lo único que inventé fue un motivo para no hacerte sufrir.

Nos alejamos mutuamente, tiempo después confirmé las llamadas, los mensajes, y el amorío con ella. No podía sacarte de tú mentira, eras tú y alguien más dentro de ti luchando contra la corriente de tus fuerzas. Lo único que me pregunto luego de nuestro noviazgo de tres es ¿Qué me pasó que no me di cuenta antes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s